Vega. Comer y picar

La imagen del restaurante Vega no estaba a la altura de su reputación ni de la calidad de sus productos. Nuestra misión estaba clara: dar a su marca la imagen que se merece, conseguir que nos abriese el apetito con los ojos además de con el gusto.

¿Cómo crear una nueva imagen sin borrar su historia en el proceso? Mantuvimos los atributos claves de la marca y destacamos aquellos que más nos interesaban. Como broche final firmamos con el nombre de Vega, aval de su buena reputación.

El mar, la comida, la modernidad, la calidad… Una imagen renovada para comenzar de nuevo sin olvidar de dónde se viene.